Celebra al país de Sol Naciente

Vive Japón en México

La Parque Pagoda es una réplica de uno japonés; se encuentra en la delegación Coyoacán
Foto Germán Espinosa . Modelo: Kiyomi Tanamachi
Por primera vez, la comunidad japonesa traerá su gran festividad; vívela con otros eventos culturales.
Por Jesús Díaz y Araceli García

Hay algo en  todo lo japonés que provoca que los mexicanos no podamos apartar  la mirada.

Eso pasó desde hace 403 años, cuando el  primer samurái pisó estas tierras.  Las crónicas de la época lo describen como un hombre ataviado con un  “chaleco-camisa”,  cabello recogido  y portador de  imponentes espadas. 

Sus contemporáneos coinciden en que Hasekura Rokuemon Tsunenag —como se llamó este guerrero explorador— no alardeaba, sino que  portaba su atuendo con solemnidad. Incluso hoy  muchos advierten eso en la estatua en su honor que se halla  en el puerto de Acapulco, a donde arribó con sus hombres hace 403 años. 

Lo mismo pasa en el Parque Masayoshi Ôhira de la Ciudad de México. Decenas parecen absortos al caminar por  este sitio en Coyoacán. En especial frente a los atractivos portales torji que, según la tradición religiosa de este país, simbolizan prosperidad y buena suerte.

Esa conexión se da desde la médula. Estos días, por ejemplo, se conmemora el Obon, festividad en la que, de manera similar al Día de Muertos, se honra a los espíritus  alistando los hogares, visitando tumbas o poniendo ofrendas. Este ritual será recreado por decenas de japoneses que ya se organizan para construir varios  tourou —velas para guiar a los muertos—, con las que esperan deleitar la mirada y el alma de más de uno.   

 

Festival del Obon. Descubramos las coincidencias.

 

 Hay un día al año en que los difuntos tienen permiso de reunirse con sus familiares. 

En Japón no es un día de duelo, sino es una festividad de origen budista llena de solemnidad. Lo más característico es ofrecer varios tipos de comida a los difuntos en ofrendas y encender farolitos en casa con la esperanza de guíar a los espíritus; sin olvidar el baile. 

Se celebra en dos fechas: julio  y agosto, dependiendo del calendario a seguir. Este año se conmerora del 13 al 15 de este mes; y  en nuestro país, será este  sábado.

“La presencia de japoneses en la región se ha incrementado en especial desde que creció la inversión en esta zona en la industria automotriz y otras. Hay familias enteras de japoneses viven aquí y tienen mucho que aportar culturalmente”, considera Fernando Vera Noble, director de Desarrollo Económico de Irapuato, que coordina el primer Festival del Obón en su entidad.

La comunidad, guiada en  por Satoshi Sugita, profesor de la Universidad de Guanajuato —quien ha fungido como traductor y guía—, decidió compartir esta tradición en un evento gratuito que tendrá ofertas culturales y gastronómicas de ambos países 

“Muchas de las involucradas son esposas de hombres que trabajan en estas empresas y han querido impulsar este evento”, detalla Adriana Villafaña Aguilera, de Ciudades Hermanas,  involucrada en el evento. “Ellas son las que traerán sus   los farolitos tourou, incluso para quienes no traigan los suyos. Quieren mostrar a sus hijos y los de los mexicanos  cómo dan la bienvenida a las almas de los ancestros”

En espera de las almas.

Dónde: Parque Irekua. Av. Guerrero, Jardines de Irapuato. Irapuato.

Costo: Gratuito. Cupo Limitado. 

Teléfono: 462 606 9999 ext. 1120

 

Natsu Matsuri. Festejo dedicado al verano.

Japón está lleno de celebraciones. Los Matsuri —nombre que reciben sus festividades— son aquellos  eventos que se realizan a lo largo del año en las diferentes entidades. Los habitantes acostumbran  festejar la llegada de la cosecha del arroz. Es común pedir protección contra desastres naturales o ver a las personas asistiendo a sus templos para presentar respetos. Además celebran con comida y actividades propias de  cada matsuri.

En agosto llega a Japón una gran fiesta. Durante dos días el verano es recibido con el Natsu Matsuri, en la que los japoneses disfrutan de su gastronomía, jugando a atrapar peces dorados, con desfiles o  de los fuegos artificiales. Conocer esta parte de Japón será posible en Ciudad de México gracias al Matsuri: festival de verano, evento organizado por la Asociación México Japonesa y Expo Japan Mx que se realizará  el próximo 26 y 27 de agosto.

En esta festividad el público podrá probar platillos tradicionales en los diferentes stands que estarán disponibles; habrá música y danzas, productos japoneses y  contarán con bebidas como el sake. Éste será uno de los principales atractivos para esta celebración. La bebida alcohólica japonesa, además de estar disponible para compra podrá ser probada en el área de degustación. 

El Matsuri  busca ser uno de los eventos más grandes en cuanto a sake en América Latina, por ello la invitación a hacer “kampai” —salud en japonés— está abierta. Este evento se realizará en las instalaciones de la Asociación México Japonesa (colonia Las Águilas) y costará 150 pesos; incluye degustación de bebidas. Pueden tomarse talleres y conferencias.

Kampai (¡salud!)

Dónde: Calle Fujillama 144, Las Águilas.

Cuándo: 26 y 27 de agosto. 

www.expojapan.mx

 

Iroha. A 120 años del encuentro cultural.

El primer hogar que encontró el pueblo japonés en América Latina fue en México, específicamente en Chiapas, a donde llegó un grupo comandado por el conde  Takeaki Enomoto a invitación de Porfirio Díaz. A 120 años de este encuentro el Museo Franz Mayer hacer un recorrido por esta historia, con la muestra Iroha: Diálogos en el arte Japón-México.

La transformación es el tema principal  por ello retoman el poema “Iroha” en cuyas líneas se lee “¿Quién en nuestro mundo no está cambiando?”  

Uno de los curadores,  Daniel Masayoshi, quien es mitad japonés y mitad colombiano, precisa: “Somos el producto de estas migraciones y para nosotros es importante rescatar este tema porque es nuestra cara cultural. Somos de aquí y de allá, y  México tiene mucho de ese mestizaje“.

La exposición reúne elementos representativos de la cultura japonesa como trajes samurái antiguos y reinterpretaciones contemporáneas: kimonos, katanas y una serie de porcelanas y lacas, tanto japonesas como mexicanas, en las que los diseños dan cuenta del intercambio cultural. Un anexo de arte contemporáneo retrata las propuestas realizadas por japoneses y descendientes de esta migración. 

Otro de los espacios que sobresalen es el dedicado a la ceremonia tradicional del té, que era practicada por los samuráis antes de ir a la guerra y en la que se busca encontrar la paz con la naturaleza. En este espacio el público puede observar un tatami (tapete) y  conocer más de esta ceremonia.

Dónde: Museo Franz Mayer. Av. Hidalgo 45, Centro Histórico.

Cuándo: De martes a domingo, hasta el 17 de septiembre. Costo: 50 pesos.

www.franzmayer.org.mx

 

Masayoshi Ôhira. La puerta a la prosperidad.

 

Algunos le llaman Parque Pagoda, aunque no tenga una. Hay registros de que alguna vez, en 1942, este lugar albergaba una estructura similar que servía para dar informes sobre viviendas en la recién concebida colonia Country Club.

Siempre fue un sitio peculiar pues, al ubicarse a un costado de los Estudios Churubusco, en donde se filmaban las grandes películas del Cine de Oro Mexicano, este exclusivo fraccionamiento   estaba concebido para dar comodidad y tranquilidad a los actores que podían vivir junto a su trabajo.   La Pagoda se quemó en 1974. Seis años después —ya con el mote de Parque La Pagoda— el gobierno local decidió remozar el lugar para que luciera como un parque local japonés: con un portal torii (símbolo de prosperidad en medio de un pequeño lago, dos puentes y una pequeña cascada. El nombre, Masayoshi Ôhira, se le debe al entonces primer ministro japonés que visitó el país. El lugar simboliza esa estrecha relación entre ambas naciones.

Hace dos años, Tomonori Ohira, nieto de Masayoshi Ôhira, visitó el lugar que fue remozado. 

La gente suele pasear entre  diversas especies de  árboles que crecen en Japón, tales como arces, peonias, wisterias, ciruelos y cerezos. Además de observar algunos  peces. A pesar de que fue remozado,  ya muestra síntomas de abandono, en especial el lago y los peces. 

Su ubicación contribuye a que no sea tan conocido, aún así, la gente suele visitarlo: es común ver a quinceañeras subir un pequeño puente rojo ataviadas con sus brillantes y pomposos vestidos mientras sonríen a la cámara.

Dónde: Parque La Pagoda. Corredores, Coyoacán, Country Club Churubusco. Detrás del Metro General Anaya

Costo: El lugar es abierto y gratuito.

 

Cultura pop. Anime, reuniones y cosplayers. 

 

 

¿Qué lleva a una persona a ataviarse como un personaje de ficción? La palabra “cosplay” proviene del inglés “costume role play” y lleva a muchas personas, no sólo jóvenes, a transformarse en  personajes de manga, anime, película, cómics, videojuegos, libros o también de celebridades. 

México tiene una larga tradición como apuntan los investigadores Roberto García   y Dassaev García de la Universidad de Guadalajara en su estudio Manifestaciones de la cultura popular del Japón en México: convenciones de cómics, anime y cosplay. 

El inicio se remonta a 1993, con la Feria de la Historieta, organizada por  estudiantes de Comunicación de la entonces ENEP Aragón. Luego, la primera  Conque (Convención Quetzalcóatl) en 1994  y a ésta le siguieron otras  vigentes: La Expo TNT, que nació en 2001 y este año se realizará el 13 al 15 de octubre, y La Mole, surgida en 1999 y que tendrá lugar del 3 al 5 de noviembre. Destaca   el Bazar del Entretenimiento y del Videojuego, que desde  2004 congrega amantes de este arte; hace tres años, el lugar, ubicado en Eje Central, adoptó el mote por el que era conocido: Frikiplaza.

Dónde: Expo TNT. Centro de Convenciones Tlatelolco. 

La Mole. World Trade Center

Frikiplaza: Eje Central Lázaro Cárdenas 9, Centro

 

Recorrido sonoro. Del shakuhachi a Naruto.

La música  japonesa no sólo envuelve tradición; la cultura popular también se manifiesta con el llamado J-rock y los soundtracks extraídos de los animes.En la capital del país se realizarán una serie de conciertos y conferencias en las que ambos aspectos de la música serán homenajeados.

El Centro Universitario Cultural será la sede para el concierto Live Symphonic a Toshio Masuda el próximo 26 de agosto, en el que se rendirá tributo al trabajo al creador de la  banda sonora de series como Ghost Hunt y Naruto, esta última, una de las más famosas de los últimos años.  Los temas del compositor serán interpretados por los más 30 músicos que conforman el Ensamble Quimera de la Ciudad de México. Se trata de un concierto audiovisual, realizado bajo la dirección del maestro Vladimir Romero,  acompañado de proyecciones de  ánimes en los que ha colaborado Masuda. Tendrá un costo de 450 pesos. 

Otro evento musical, pero enfocado a lo tradicional,  se realizará gratuitamente en el Auditorio Rosario Castellanos, de la UNAM, con la conferencia y concierto de shakuhachi —flauta de bambú empleada por  monjes—. Ambas actividades están programadas para el próximo martes 15 de agosto. 

El folclor de Japón también será representado por la agrupación Kirakusa con el concierto Kirakusa shamisen y wadaiko el próximo 2 de septiembre en la Asociación México Japonesa (Colonia Las Águilas). En este espectáculo, cuyo costo mínimo será de  250 pesos, el protagonista será el tsugaru shamisen, uno de los instrumentos de cuerdas tradicionales de la región

Música de Japón. Auditorio Rosario Castellanos. 

Cúando: 15 de agosto. 16:00 horas.

Dónde: Asociación México Japonesa.

Cúando: 2 de septiembre, 17:00 horas.

 

Arma tu kit nipón

 

 

Una tienda de diseño japonés con diversidad de productos para el hogar, belleza, moda, deportes, tecnología y joyería se halla en el Centro Histórico. En Miniso  puedes encontrar desde un original cepillo de dientes, hasta un set de crayolas, perfumes de diseñador, detergente, sartenes, tazas, platos, servilletas, traídos de Japón

Miniso.

Dónde: Avenida Francisco I. Madero. Número 6, 

Centro Histórico.

Abierto de 11:00 a 21:00 horas. 

www.miniso.com.mx

 

Introducción al origami. 

 

Una hoja  es lo único necesario para crear un universo de personajes: desde un conejo,  una flor o seres más complejos. Si siempre has deseado aprender esta disciplina, puedes tomar el curso de intruducción al origami que ofrece el Museo Nacional de las Culturas del Mundo al público en general.

Dónde: Museo Nacional de las Culturas. Moneda Número 13.

Cuándo: Del 14 al 18 de agosto.

Costo: $400.

www.museodelasculturas.mx