Rib eye, T- bone o chuck

¿Qué término lo quieres?

Además de distintos cortes encontrarás pastas, pizzas y ensaladas.
Foto Yadin Xolalpa
Tras la Vigilia, muchos optan por un corte. En estos lugares puedes acompañarlo con un buen vino
Por HUMBERTO MONTOYA O. MAGNOLIA RAMÍREZ Y DAVID ZURIAGA

Las personas  disfrutan  un  corte de carne por distintas razones; ya sea por su sabor, la forma en que está preparado, el meridaje  o simplemente porque forma parte de su alimentación diaria. La carne es una gran fuente de energía, llena de abundante vitamina B6 —la cual resulta idónea para el sistema inmunológico y  ayuda a acelerar el metabolismo—, así como las grandes dosis de potasio y, desde luego, las proteínas que contiene.  

Como todo, nada es bueno con exceso, de ahí que nutriólogos recomienden su consumo máximo de dos a tres veces por semana, añadiendo frutas, verduras y el consumo de agua. 

Si alguien sabe cómo comer carne  son los argentinos, conocidos mundialmente por los buenos cortes, por ello que nos reunimos con el cantante Abel Pintos en su reciente visita a la capital para platicar un poco sobre el impacto de la comida en la cultura.

“Conozco más al final los lugares que recorro por sus personas que por los lugares en sí mismos. Conecto mucho con la gastronomía, la de ustedes tiene mucho en común con la argentina y tenemos una influencia muy grande de México al norte de mi país, entonces no me siento ajeno”, cuenta.

Si tú como él quieres disfrutar de un rico corte  o disfrutar de unos ricos tacos con unos chiles toreados, esta ruta en la ciudad te complacerá.

Gardela. Ensalada y un buen vino para acompañar

Si eres de los que siempre está buscando los nuevos lugares,  Gardela será una buena opción. Ubicado sobre Álvaro Obregón, en la Roma, cuenta con el original concepto Meat by Gardela, en donde la garantía será complacer a tus sentidos al momento de degustar tus alimentos con la carne selecta madurada en seco o húmedo, y cocinada a altas temperaturas con carbón y maderas duras.

De gran espacio y luz cálida, una vez que llegues no sabrás qué escoger de su carta, ya que cada combinación de ingredientes invita a pecar. Si bien ofrecen un sin fin de platillos como pastas, ensaladas, pescados, pizzas y postres, la carne es la que manda aquí y la puedes encontrar en distintas presentaciones: como su hamburguesa de tres quesos elaborada con carne madurada picaña, pan brioche, queso azul, provoleta, mozarella, portobello, lechuga y jitomate o dejarte seducir por uno de sus especiales como el Tenderloin Prime, acompañada con papas abanico y mantequilla de trufa. Además de esto, ofrecen a los comensales carne que ha sido elaborada bajo el proceso de Dry Aged, en donde se ha madurado en cámaras de refrigeración controladas, por al menos 35 días y donde lo que se consigue es exaltar el sabor, dando como resultado una textura suave con un sello añejado.

 

Un buen corte de carne siempre es bien acompañado de una buena copa de vino y sus socios fundadores, originarios de argentina, lo saben bien. Cuentan con una cava de más de mil  vinos de primera calidad de distintas partes del mundo.  ¿Cómo no romper la dieta así?

 ¡Tres cuartos y una copa! 

Avenida Álvaro Obregón 31,  Roma Norte. Si estás pensando hacer una fiesta, cuentan con un salón privado en el segundo piso.

Carnívoro. Asador diferente y responsable

Ubicado en la colonia Roma en una antigua casa porfiriana de dos niveles se encuentra Carnívoro, un asador mexicano en el que, como su nombre lo indica, se  ofrece una gran variedad de cortes de carne, vino y diversos platillos mexicanos.

Una de las características especiales  es su lema: “El respeto por los animales es el principio de una buena carne, y para ser sano tiene que ser natural”.

La carne que se ofrece en este restaurante es orgánica, es decir, que  proviene de  animales que tuvieron un trato digno durante su vida. El ganado es Angus negro, certificado en su totalidad libre de residuos tóxicos, lo que garantiza una carne en óptimas condiciones.

Además de lo anterior, lo importante está en el sabor: el  platillo  estrella es el Cowboy, un corte de carne de res que es añejado por 21 días, al que se pone sal marina antes de meterlo a la parrilla y dejarlo al punto, o sea, dorado por fuera y rojo y jugoso por dentro. Suele  acompañarse con una guarnición de rajas de chile poblano con crema ácida de rancho y papas cambray.

 

Además, los amantes del vino podrán disfrutar de un dispensador de copas con el cual tienen la  opción de recargar una tarjeta en la barra con el saldo que deseen. Al introducirla, pueden tomar una copa  de cristal y eligir tres opciones: una pequeña degustación, una medida normal o una cata en condiciones. Cada 20 días los vinos de alta gama van cambiando. Hay otras opciones enfocadas para quienes no son carnívoros, como quesos orgánicos, ensaladas verdes y tacos de vegetales. 

Degustación orgánica

Av. Yucatán 138, Roma Norte

Precios:  $200-$400

www.carnivoro.com.mx

 

Pujol. El lado glamuroso de la comida mexicana

Localizado en la zona de Polanco se encuentra Pujol.

El número 133 de la calle Tennyson es el nuevo hogar del restaurante de alta cocina mexicana  comandado por el chef Enrique Olvera (antes se ubicaba en Francisco Petrarca).

El concepto  surgió a partir de la búsqueda por reivindicar nuestra gastronomía y transformar algo tradicional y dotarlo de toques gourmet.

"Lo que se busca es realzar los sabores tradicionales de la cocina mexicana y ofrecerle a los comensales algo que los haga volver", asegura Natalia Magaña, empleada de Pujol.

La carta es muy sencilla, pues sólo cuenta con dos opciones: un menú de degustación de 10 tiempos con platos establecidos, y otro con un menú de siete tiempos tanto para la comida como para la cena, aunque en varios de ellos el comensal dispone de alternativas a escoger. 

El menú que ofrecen representa el lado glamuroso de la comida mexicana: los platillos a recomendar cambian constantemente de acuerdo a la temporada del año, la disponibilidad de los productos del día o el capricho momentáneo de sus creativos. 

 Lo que es atemporal es su variedad de cortes de carnes, tales como rib eye, porterhouse y t bone, que puedes  acompañar con platillos un poco más éxoticos como papadzul abierto de quintoniles, elote con mayonesa de hormiga chicatana, huevo de codorniz, pulpo con tinta de habanero y conejo con pepián.  

 Su mezcla de ingredientes y sabores locales da como resultado esos platillos que relatan la historia de México, un país rico en cultura y diversidad.

Pujol ha sido galardonado dentro de los mejores 50 restaurantes en todo el mundo (The World’s 50 Best Restaurants), pues además de contar con un menú que mezcla la comida mexicana y lo gourmet es un sitio donde la tranquilidad se respira en cada sala de su recinto. 

El restaurante ha sido favorito de diversas personalidades  como presidentes de Mexico, artistas y actores; el visitante más sonado fue Bono, el vocalista de la banda irlandesa U2. 

 Corte y queda

Tennyson 133, Polanco. 

Precios : $1,100-$1,500 p/p.

www.pujol.com.mx

 

La vid argentina. Gastronomía y mucho tango

Cuando hablamos de gastronomía argentina, lo primero que nos viene a la mente son los cortes, vinos y ensaladas, pero esto va más allá cuando además conocemos otras cualidades de la cultura de ese país. 

 En la Ciudad de México hay un lugar donde podrás acompañarla de tango y un ambiente agradable.

La parrilla argentina es la especialidad de La vid argentina, en donde  recetas originales de esa región y una base de ingredientes especiales llevan al paladar a una experiencia única.

 Todos los cortes son Certified Angus Beef, lo que implica cuidado en la calidad y la frescura.

No todo es carne, para los paladares exigentes y que quieren la experiencia argentina completa, el restaurante te ofrece una variedad con poco más de 10 vinos de la casa, añejos y de temporada, para degustar en su respectiva copa.

El reconocimiento latino de las parrillas argentinas es grande y no puedes dejar pasar esta oportunidad de vivir de cerca la experiencia gastronómica en sus tres diferentes sucursales: Condesa, Insurgentes e Insurgentes Vip.

Además de la experiencia de comensales, los viernes y sábados en la sucursal Condesa podrás disfrutar de La vid Argentina Tango show, un espectáculo que muestra la elegancia de la música de tango argentino.

Para no dejar atrás las tres comidas del día, éstas se encuentran en algo más que un buffet al estilo argentino en el Desayuno libre, Tenedor libre y Cena libre, donde el café, ensaladas, pastas y los ya mencionados cortes de carne se hacen compañeros para dejarte totalmente satisfecho. En el desayuno libre podrás disfrutar de ocho de la mañana al mediodía una amplia gama de platillos mexicanos, argentinos e internacionales, desde  los clásicos chilaquiles nacionales y hot cakes, hasta cereales, fruta y omelettes de todo tipo.

 Tenedor libre, podrás encontrar de forma ilimitada cortes a la parrilla, platos especiales, entradas frías y calientes, añadiendo una mesa de pastas especiales a elegir, todo esto de 13:30 a 19:00 horas. Cena libre  es similar y está disponible desde las 20:00 horas.

Para vos!

Tres sucursales:  Condesa, Insurgentes e Insurgentes Vip.

Precios: $150-$400.

www.lavidargentina.com

Harry's  Prime.  Experiencia de nivel  

Carnes añejadas en seco, cortes de carne de bovinos japoneses, estadounidenses y australianos cocinados a la perfección a mil grados centígrados, a términos rojos, medios rojos y hasta bien cocidos son propiedades  principales para una cena elegante que no escatima en gastos o para una reunión para cerrar el negocio más importante; esas son las características que encontrarás en Harry’s, ubicado en Polanco.

La certificación está más que lista, pero no es cualquiera sino USDA Prime-Creekstone Farms, una que apenas y 1% de la carne que se cocina en el mundo alcanza, provocando la certeza de que estamos ante unas de las mejores carnes en la Ciudad de México.

En un lugar más que elegante, adecuado para comer en pareja y/o grupo, podrás deleitar tu paladar. Encontrarás creaciones del chef, presentaciones estéticamente bien hechas y una carta con diversas opciones que van desde las ya  mencionadas carnes, hasta una extensa barra de mariscos y  una variedad de vinos que relajará tu paladar después de probar los platillos más exóticos de la casa.

Entre sus cortes añejados destacan el rib eye de 400 gramos, cowboy, que es un rib eye con hueso de 560 gramos, y el petit cut New York de 225 gramos.   La experiencia única entre una arquitectura y entorno bien cuidado,  la elegancia e ingredientes frescos y seleccionados exclusivamente para complacer al paladar de los comensales hacen pensar en este sitio como uno de las principales opciones para esa cena especial.